Taquigrafos Asociados
Issue 23 de Abril de 2014
 
HOME | SERVICIOS | CLIENTES | DE INTERES | F.A.Q. | CONTACTO  
 
 
Taquigrafos Asociados
 
 
PREGUNTAS FRECUENTES
 

¿Qué es la taquigrafía?

¿Qué es un taquígrafo?

¿Qué ventajas ofrece saber taquigrafía?


¿Las versiones taquigráficas son reproducciones exactas de los debates?


¿Cómo es la mecánica de trabajo?


¿Por qué no se utilizan grabadores?


¿Dónde se estudia Taquigrafía?


¿Existe un Manual de Taquigrafía?

 
 
¿QUE ES LA TAQUIGRAFÍA?
 
Signos del Sistema Larralde

La taquigrafía es un sistema de escritura veloz, que permite escribir a la velocidad de la palabra oral. Brevemente, el sistema de taquigrafía Larral-de, al igual que el sistema Pitman, se basa en la utilización de una serie de rasgos rectos y curvos, finos y gruesos, así como otras figuras como círcu- los grandes, medianos y pequeños, elipses grandes y pequeñas, y otros re-cursos, para representar básicamente las letras del alfabeto de una manera simplificada. De acuerdo con la posición en que se dibujen, por encima del renglón, sobre éste o por debajo, esos signos contendrán implí-citas las vocales A, E-I y O-U, respectivamente.

 

 
 
¿QUE ES UN TAQUÍGRAFO?
 

El taquígrafo es el profesional capacitado para tomar nota de una exposición a la velocidad del orador. Es-to significa que el taquígrafo registra todas las palabras vertidas por el expositor en su discurso, las que luego traduce al idioma nativo.

Necesariamente para llevar a cabo su trabajo, el taquígrafo tiene que ser una persona de amplia cultura, bien informada e incluso es conveniente que cuente con estudios universitarios, dado que para poner por escrito lo que escucha, primero tiene que comprender el sentido de las expresiones, básicamente para sa-ber colocar los signos de puntuación, pues un error en estos puede derivar en la alteración del sentido de una frase.

 
 
¿QUE VENTAJAS OFRECE SABER TAQUIGRAFÍA?
 

Para comprender las ventajas que brinda saber taquigrafía basta pensar que normalmente una persona escribe a una velocidad de 40 palabras por minuto, y con gran esfuerzo, mientras que un taquígrafo puede escribir cómodamente a 120 palabras por minuto, y alcanzar velocidades superiores a 180 palabras por minuto. Esa diferencia en velocidad de escritura permite, por ejemplo, tomar notas muy completas de ex-posiciones, cursos, conferencias, que luego sirven para estudiarlas y repasarlas, logrando de esta forma extraer un mucho mayor provecho del tiempo empleado en esas actividades. Asimismo, como lo hicieron grandes escritores, novelistas y poetas de la literatura universal (Charles Dickens, Mario Benedetti, José Hernández, y hasta se dice que el Apóstol San Mateo recogió mediante taquigrafía el Sermón de la Monta- ña de Jesús), la velocidad que brinda la taquigrafía permite plasmar en el papel las ideas que repentina- mente surgen en la mente, o elaborar textos con mayor facilidad, en cualquier momento y lugar, simple-mente contando con una hoja de papel y un lápiz.

 
 
¿LAS VERSIONES TAQUIGRÁFICAS SON REPRODUCCIONES EXACTAS DE LOS DEBATES?
 

Para que una versión taquigráfica sea tal tiene que contener todas las expresiones producidas en el curso de un debate, con los ajustes mínimos necesarios para adecuar la palabra oral a la escrita, introduciendo solamente aquellas modificaciones que tiendan a eliminar reiteraciones inútiles, muletillas, redundancias, errores gramaticales, contradicciones, pero conservando siempre el estilo del orador y el espíritu de sus palabras.

 
 
¿CÓMO ES LA MECÁNICA DE TRABAJO?
 

Por lo general los taquígrafos trabajan en equipos compuestos por dos a cuatro personas, cantidad que se establece en función del tiempo de entrega de la versión taquigráfica que se convenga, pero que no incide a los efectos del costo del servicio, toda vez que éste se determina por la duración de la reunión, indepen-dientemente del número de taquígrafos que asistan. Luego del registro estenográfico, los taquígrafos tra-ducen sus notas en computadora, proceso en el cual, además de consignar las manifestaciones vertidas por los oradores, efectúan una lectura de la documentación considerada en la reunión a los efectos de te-ner una comprensión de los temas debatidos.

 
 
¿POR QUÉ NO SE UTILIZAN GRABADORES?
 

La utilización de los grabadores genera una serie de inconvenientes y riesgos que no se producen con la participación de los taquígrafos en persona en un debate, presencia ésta que conlleva un valor agregado, cual es la calidad de testigo calificado, lo que brinda al documento que elabora un mayor valor probatorio.

Los inconvenientes que genera una grabación, sin entrar a efectuar una enumeración taxativa, consisten en:

1) La dificultad en identificar a los oradores, o al menos la necesidad de que estos se identifiquen cada vez que hacen uso de la palabra, lo cual interrumpe la fluidez de un debate. En cambio, al encontrarse el taquígrafo presente en el acto, visualiza al orador y puede atribuir con exactitud los dichos, e incluso pue-de escuchar manifestaciones que difícilmente son captadas por un grabador si son expresadas en voz ba-ja o lejos del aparato.

2)  El peligro de que el grabador se quede sin baterías, o la cinta se enganche, o se termine el casete sin ello ser advertido por el encargado de la grabación, o no se graben adecuadamente las palabras por la existencia de los denominados “ruidos parásitos” (sonidos provocados por cucharitas de café, toses, pa-sos, rechinar de puertas, llamadas de teléfonos celulares, etc.), que se graban con mayor intensidad en la cinta que la propia voz humana, con lo cual imposibilitan luego la audición y por ende no permiten com-prender el sentido de una determinada frase. Ello se evita con la presencia de los taquígrafos en la reu-nión, toda vez que en caso de que los oradores se expresen en voz baja, el oído humano es capaz de es-cucharla, no así un grabador, y en el supuesto de que tampoco pueda ser oído por una persona, existe la posibilidad de solicitar que se eleve la voz para asegurar el registro.

3)  La mayor laboriosidad que demanda desgrabar una cinta. Si tenemos en cuenta los inconvenientes ci-tados anteriormente (ruidos parásitos, dificultad para identificar a los oradores) tendremos una idea so-bre el trabajo que le espera al empleado o secretario de una entidad a quien se le encomienda esa labor, sumado ello al tedio de tener que parar y retroceder a cada instante la cinta para poder tipear las pala- bras. Los taquígrafos, en cambio, pueden realizar la transcripción desde sus notas taquigráficas, evitando esas dificultades, y trabajando en forma más fluida, con la consiguiente celeridad en la entrega del docu-mento.

 
 
¿DONDE SE ESTUDIA TAQUIGRAFÍA?
 

Actualmente se enseña el Sistema Larralde de taquigrafía en la Escuela Hipólito Vieytes, de Caballito, y el Sistema Pitman en la Academia Pitman, sita en la esquina de Av. Pueyrredón y Santa Fe.

En seis meses se puede aprender la teoría. Con la práctica se va adquiriendo mayor velocidad, y de acuer-do con la constancia y dedicación con que se ejercite la técnica, se puede alcanzar una velocidad de 120 palabras por minuto en el término de un año.

Aquellos que estén interesados en aprender taquigrafía en inglés, existe un sitio donde se da un curso online: www.stenold.org/onlineshand.html
 
 
¿EXISTE UN MANUAL DE TAQUIGRAFÍA?
 

El libro empleado por la mayor parte de los taquígrafos que componen los Cuerpos Legislativos de la Re-pública Argentina es Estenografía Argentina, de Gabriel Larralde, o un compendio de esta obra, titulado Catón de Taquigrafía. Se trata de una obra que permite aprender taquigrafía en forma autodidáctica, de-biéndose luego seguir los consejos que allí da el autor en cuanto a la práctica constante, de forma de ir adquiriendo la velocidad necesaria para obtener los mayores frutos de este arte de la escritura veloz.

 
 
Taquigrafos Asociados
Copyright © 2004 - Todos los Derechos Reservados